sábado, 23 de octubre de 2010

Comprar o no los Petrobonos

La financiación normal de un Gobierno son los impuestos.
Cuando un Gobierno recurre a la emisión de deuda
significa que no tiene suficiente valor para subir los impuestos,
que no sabe gestionar el dinero que posee, o ambas cosas a la vez.


Recibo un país hipotecado
Luis Herrera Campins
(Presidente de Venezuela, 1979-1983)


Un buen amigo con quien frecuentemente tengo discusiones encarnizadas acerca de la actual situación del país me incitó a escribir este artículo. Todo surgió a partir de un boletín periódico que este amigo envía desde su portal CityVega.com referido a la compra de los bonos que actualmente emite PDVSA. El consejo central que este amigo transmitía en su boletín era que si usted quería adquirir dólares de manera legal (como si de otra manera no lo fuera) tenía una buena "oportunidad" a través de la compra del bono PDVSA 2017.

Mi respuesta ante tal boletín era que no se debía adquirir los bonos de PDVSA, ya que representaba un endeudamiento inmoral. Inmoral por dos partes, primero, como todo endeudamiento público se está comprometiendo el futuro ingreso de todos los venezolanos, incluso de ciudadanos que no han ni siquiera nacido o empezado su vida productiva y, segundo, porque se apoya la devaluación implícita de la moneda a través del mecanismo permuta que impulsa el gobierno, y como ya lo he escrito en otras oportunidades por los medios a los que tengo acceso (twitter, facebook y mi blog), la devaluación es un robo, y un robo contra los más pobres.

Se que pueden existir muchos argumentos a favor de comprar los bonos. Que si el control de cambios, impuesto por el gobierno desde 2003, es muy engorroso y restrictivo para obtener divisas. Que si los bonos son un mecanismo "fácil" para poder adquirir las divisas, tanto para actividades productivas como para ahorrar. Todos argumentos rebatibles ya que no se puede hipotecar el futuro por obtener unas migajas hoy. Rafael Alfonzo, director de CEDICE, publicó en su twitter (@venelibertario): Petrobonos es dólares baratos para hoy y hambre segura para mañana. Aprenderemos algún día ?. Yo creo que no queremos aprender. También leía otro tweet que decía "corazón escuálido, bolsillo chavista". Lamentablemente así piensan muchos en Venezuela.

Que PDVSA emita deuda, para financiar el gasto corriente y no para inversiones, cuando el precio del petróleo está muy por encima del presupuestado es un mal indicador. Y es un indicador que muestra como el socialismo bolivariano está matando a la gallina de los huevos de oro. Tal como siempre sucede. Es como si una empresa privada, que tienen ventas altas, emita deuda para pagar su nómina. Es un indicador de que algo está mal. Si es que PDVSA necesita dinero, porqué no emite acciones que cada venezolano pueda comprar y así pasemos a ser realmente dueños de la principal industria nacional. Eso es impensable para nuestros políticos (los que gobiernan y los que están en la oposición)

Mi amigo me refería una frase que nos invitaba a ser ciudadanos de primera. Pues es mi posición de que si queremos ser ciudadanos de esa clase, debemos empezar a pensar distinto. Y eso parte de que dejemos de pensar como Eudomar Santos, "como vaya viniendo vamos viendo" (una manera muy coloquial de la famosa frase de Lord Keynes: en el largo plazo todos estaremos muertos). Para ser ciudadanos de primera tenemos que empezar por señalar lo perverso que representa el endeudamiento, además de inmoral (les recuerdo a aquellos que nacimos en los 70, que todavía debemos mucho de la deuda que contrajo La Gran Venezuela). Para ser ciudadanos de primera tenemos que exigirle al gobierno (al presente y a cualquiera en el futuro) el levantamiento del control de cambios, por ser una violación del derecho humano de la propiedad. Para ser ciudadanos de primera hay que empezar con NO COMPRAR el bono de PDVSA.

Para cuando pase este tiempo oscuro que vive nuestro país, lo que encontraremos será un país arruinado. Los próximos gobernantes tendrán que tomar medidas duras para recuperar la economía y las bases del país, al fin y al cabo el daño material se recupera. Pero el mayor daño que dejará este tiempo es la difusión y perpetuación de ideas equivocadas. Ideas que quizás no nos permitan salir del subdesarrollo y superar la pobreza. Ser ciudadanos de primera implica deshacerse de esas ideas y ver como otros países lograron salir de la pobreza. Y ese camino no es el socialismo, ni el totalitario, ni el democrático.

¿Cuánto tiempo tardaremos en entender esto? Amanecerá y veremos. Por lo pronto, no se haga partícipe de la irresponsabilidad de este gobierno, no compre el bono de PDVSA.

1 comentario:

dakar dijo...

Hola, primera vez que visito tu blog, compartimos muchas ideas. Así que desde hoy tienes un link en el mio.

Un saludo desde Madrid.